COMPÁS Y TIPOS DE COMPÁS

 Un compás es la unidad de pulsos en torno a un acento principal.  Los compases dividen los pentagramas en grupos de tiempos (pulsos) iguales.  La división en compases se representa gráficamente por líneas verticales perpendiculares al pentagrama llamadas líneas divisorias o barras de compás, que se colocan delante de cada primer tiempo acentuado.


El tipo de compás se indica al principio del pentagrama, después de la clave, por medio de un quebrado denominado fórmula de compás.  Su numerador indica el número de tiempos que forman el compás.  El denominador indica la figura que corresponde a un tiempo del compás, la unidad de tiempo.  La figura de valor que coincide en duración con un compás entero se llama unidad de compás.


 

La correspondencia entre figuras y denominadores para los compases es la siguiente:
Un fragmento musical está compuesto por un conjunto de compases, los cuales tienen la misma duración hasta que se cambia el tipo de compás.

Los compases se pueden clasificar en binarios, ternarios o cuaternarios según el número de tiempos que contienen, y en simples o compuestos según sea su unidad de tiempo.